Latest Entries »

CALENDARIO SEPTIEMBRE 2011

 

Ya esta el calendario de las actividades en Impacto de gloria durante el Mes de Septiembre de 2011.

Haz la descarga aquí

BARRO EN SUS MANOS

¿No podré yo hacer de vosotros como este alfarero, oh casa de Israel?

Jeremias 18:6

La alfarería no se considera un arte fino en muchos lugares del mundo. De hecho, en la mayoría de los lugares donde se practica, la alfarería es una artesanía o un hobby. Me he preguntado ¿Qué pudo ver Dios en un alfarero para comparar a Israel con él? No fue hasta que vi a un alfarero trabajando que descubrí el verdadero valor de la alfarería. No es en sí las vasijas lo que cuenta, sino la habilidad del alfarero para hacerlas.

Dios se compara a sí mismo con un alfarero, y con justa razón. Génesis dice que Dios formó al hombre del polvo de la tierra. Este ejemplo se utilizó en los tiempos donde la alfarería era más popular que hoy día. Si Dios hablase la misma palabra, tal vez llevaría a un ingeniero a una planta productora y preguntaría algo así como “¿No podré yo hacer de vosotros como estos robots de ensamble? Que arman y desarman lo que quieren”. O tal vez llegaría con un diseñador gráfico y preguntaría “¿No podré yo diseñarlos a mi gusto, y dibujarlos de acuerdo a mi criterio?”.

En otras palabras Dios se puede comparar con un arquitecto, alfarero, ingeniero o cualquier otro personaje que tenga capacidad creativa. El punto es que Dios puede hacer de nosotros lo que le plazca. Si lees el texto de Jeremías más completamente, te darás cuenta de un hecho muy peculiar. Al Alfarero se le va la mano con el barro, no considera que sea buena su obra, y comienza de nuevo. Sin embargo, parte de la rapidez con que trabaja depende de la maleabilidad del barro.

Si el barro es duro, no se puede trabajar, y hay que quebrántalo para poder hacer algo útil de él. Si está demasiado blando, no mantiene su forma. El barro tiene que estar justo en un punto medio. Si Dios es el alfarero, eso nos convierte a nosotros en barro. Permíteme compartirte un secreto: La Biblia dice en Filipenses 1:6 que Dios comenzó la obra, y que la perfeccionará. También dice en Juan 10:28 que Nadie te arrebatará de sus manos. Si juntas todas estas citas, te darás cuenta de que el alfarero no va a soltarte has hacer de ti una obra maestra. Entonces el secreto es este: es mejor que te dejes. Entre más te dejes moldear, menos doloroso será el proceso de quebranto y rediseño.

No te resistas al proceso de renovación de Dios, pues El va a hacer la obra en ti tarde o temprano. Es mejor que arrojes tus manos al cielo, y con una actitud de gratitud digas “Aquí estoy. Haz conmigo lo que quieras”.

– InstayLl

 

“Porque si alguno es oidor de la palabra pero no hacer de ella, éste es semejante al hombre que considera en un espejo su rostro natural. Porque él se considera a sí mismo, y se va, y luego olvida cómo era. Mas el que mira atentamente en la perfecta ley, de la libertad, y persevera en ella… éste será bienaventurado”. 

Santiago 1:23

 “Dios es amor. No nos necesita, pero nos quiere, y eso es lo más sorprendente”.

Rick Warren

 ¿Cuándo fue la última vez que te viste en un espejo? Tal vez fue cuando descubriste una nueva arruga que no tenías. O cuando te diste cuenta que los años no pasan en vano. Tal vez esta mañana cuando te arreglabas para el trabajo. Pero, ¿Algún día te has detenido a analizar quién eres?

El espejo es fiel y fidedigno. El espejo solo muestra lo que se le presenta en frente. Nunca miente, nunca vacila. Es impersonal, es frio y directo. Un espejo no titubea para mostrarte los años que han pasado. No se toca el corazón para hacerte sentir bien. Un espejo no muestra sino lo que eres frente a él. Qué más quisiera yo que los espejos me devolvieran lo que yo quiero ver. Pero solo me devuelven lo que soy, no lo que quiero ser. Eso me toca a mi lograrlo.

John Maxwell escribe en su libro “Cómo ganarse a la gente” que existe un principio que gobierna sobre cada ser humano. No se puede escapar, y no se puede evitar. Se llama el principio del espejo, y dice que cada persona da solo lo que tiene. No puede una persona dar lo que no tiene, sino que de lo que tiene da. Jesús lo dijo de esta forma “De la abundancia del corazón habla la boca”.

Cuando te topes con una persona que te lastima y que te hace sentir mal, no olvides que lo que dice y hace es solo el reflejo de la persona que es, pues nadie puede burlar al espejo y nadie puede dar lo que no es.

¿Te has mirado en el espejo de Dios últimamente? Cuando lees la Biblia y consideras los mandamientos de Dios, eres como un hombre que se ve al espejo y no se olvida de quién es. Pero aquel que hace lo contrario, es como un hombre que se mira cómo es, sale a la calle y se olvida de lo que vió.

Pero la Biblia también dice que Dios nos mira con ojos de amor y compasión. Juan 3:16 dice que tal fue el amor del Padre, que aun a su único hijo dio por nosotros. 

Ahora quiero que te veas en ese espejo: en el del sacrificio de Jesus en la cruz por ti y por mi. Cuando Jesús dio su vida por ti, automáticamente te convierte en una inversión. Dios invirtió a su hijo en ti. En otras palabras, Dios inviritió en ti lo más preciado que tenía, de tal manera que hoy no te ve como un perdedor, o como una molestia o un accidente. Cuando Dios te ve, ve en ti el sacrificio de Cristo; ve su sangre que te cubre, y te ve con el verdadero valor que tienes.

La próxima vez que te sientas deprimido, que pienses que no vales la pena o que nadie te ama, que eres una pérdida de espacio o de oxigeno, acuérdate de lo que le costaste a Dios y lo mucho que Él te valora. Dios te ama; el te amó antes de que Jesús muriera por ti. Es por eso que lo mandó para tu rescate. Y ahora que Cristo está en ti, ¿Cuánto más no te ama el Padre sabiendo que ha invertido en ti la sangre de su hijo?

– InstayLl

La vida en sí misma es una batalla. La Biblia, desde el principio hasta el final, nos muestra que siempre vamos a enfrentar retos y circunstancias difíciles, pero eso no es lo importante. Lo que tú y yo necesitamos entender es que la vida es una guerra, que está compuesta de muchas pequeñas batallas que tenemos que librar todos los días. Siempre nos encontramos con personas que se quejan por las batallas que enfrentan. Al ver este tipo de personas, nos damos cuenta que no han entendido la vida aún. Para los creyentes esto debe de ser algo normal porque Jesús dijo que el reino de los cielos sufre violencia y solo los violentos lo arrebatan.

.
De hoy en adelante te invito a mirar la vida de una manera diferente. Ya no mires las circunstancias o batallas de la vida como problemas,  sino míralas como oportunidades de crecer. Ten en cuenta que todo esto lo necesitas para tu crecimiento, y que Dios así lo permite par tu bien.

.
– Pastores Camacho

Sabado 14 de Mayo de 2011

1 Reyes 19: 19-21

Es impresionante mirar cómo es que Eliseo responde al llamado de Dios en su vida por medio de Elías. Es un ejemplo a seguir para toda persona en cómo poder responder. Eliseo no tuvo dudas; no titubeó ni puso peros en el llamado, sino que lo recibió con brazos abiertos y con toda la disposición de su corazón. Es así como todo cristiano debe responder al llamado que Dios hace a nuestras vidas.

Tal vez Eliseo no sabía a lo que Dios lo estaba llamando. No sabía si debía profetizar o si debía morir. El no puso preguntas ni objeciones lógicas. El simplemente tomó el llamado tal cual Dios lo hizo. Asimismo nosotros, como Eliseo, aunque no sepamos para lo que Dios nos está llamando, debemos responder al llamado que Dios nos hace, y estar preparados para responder cuando ese momento llegue.

Veamos algunos puntos de la vida y ministerio de Eliseo que pueden ayudarnos a mejorar el nuestro propio:

1. Debemos recibir el llamado de Dios por FE.

      a. Sabiendo que tenemos un Dios sobrenatural.


No podemos mirar a Dios con nuestros ojos naturales. Pero podemos sentir su presencia, ver su mano en nuestra vida y su Espíritu Santo que nos guía hacía su Voluntad. Es por eso que la biblia dice que no andamos por vista, sino por fe. (2 Corintios 5:7). Así como nuestro Dios es un ser sobrenatural y debemos experimentarlo de manera sobrenatural, así también nuestro llamado es sobrenatural. No lo podemos ver con los ojos naturales, pero Dios nos lo hace sentir en nuestro espíritu.

2. Debemos recibir el llamado de Dios con HUMILDAD.

      a. Sabiendo que es un privilegio servir a Dios.

No es que Dios tenga necesidad de nosotros, sino que nos da el privilegio de servirle y ser parte de lo que Él está haciendo.

b. Sabiendo que hemos hallado gracia delante de Él.

Él nos ha seleccionado para cumplir su propósito en nuestra comunidad, escuela o trabajo. Somos parte de su plan, y Él nos quiere usar, no por quienes somos nosotros, sino por quién Él es.

3. Debemos recibir el llamado de Dios con OBEDIENCIA.

      a. Sabiendo que tenemos que renunciar a nuestra comodidad y distanciarnos de nuestra parentela.

En muchas ocasiones vendrán situaciones donde nuestra comodidad ser verá afectada. Tal vez no nos podremos levantar tarde en nuestros días libres, o ver programas y películas que antes nos gustaban ver. Ahora deberemos sacrificar más tiempo en el ministerio y llamado de Dios para nosotros, y ya no más dedicarle tiempo a las cosas que nosotros nos gustan. Debemos poner la voluntad de Dios antes que nuestra propia voluntad, y de esta manera demostrar nuestra obediencia.

Otras veces llegarán momentos en los que Dios no solo quiere bendecir a nuestra comunidad donde nosotros estamos, sino que también Dios quiere bendecir a otras comunidades, ciudades, estados o incluso el mundo. Es donde debemos tomar la decisión de separarnos de nuestra familia natural para poder ir y cumplir el llamado de Dios.

Vemos el ejemplo de Abraham, aquel patriarca de la Biblia, que para poder obedecer y recibir el llamado de Dios, tuvo que alejarse de su familia ya que al no hacerlo no habría podido llevar a cabo todo el plan y propósito que tenía para él.

4. Debemos recibir el llamado de Dios y tomar pasos de ACCIÓN en el camino.

Es aquel que no solo de dice, o se piensa o se toma por fe, sino que juntamente con la fe lleva acción: un acto que demuestra que mi fe no está estancada o es de labios para fuera, sino que estoy dispuesto a caminar en base a esa fe.

Miremos el ejemplo de Pedro, cuando Jesús se les aparece en medio de la tormenta, y Pedro pide que el Señor le llame para poder caminar también sobre el agua. Jesús le llamó, y pedro no se quedó en la barca, sino que juntamente con su fe hubo acción: el hecho de salir de barca y andar sobre el agua.

a. Sabiendo que son pasos de sufrimiento.

b. Sabiendo que son pasos de sacrificio.

c. Sabiendo que ya no mando yo sino que Cristo manda en mí.

– Pastores Camacho

Pensamiento Pastoral

Recuerde, Hermano, que aunque nos sentimos solos, Nuestro Señor siempre esta allí. Y cualquiera que sea tu situación Dios está en control de ella.

– Pastores Camacho

 

El ministerio Impacto de Gloria es el resultado de arduo trabajo, la gracia de Dios y el compromiso del pueblo de Dios en Farmington, Nuevo Mexico.  Los Pastores Abraham y Graciela Camacho estan aqui por un llamado de Dios para liderar a las ovejas a otro nivel espiritual

Visitanos con regularidad: estaremos actualizando los foros.

Visitanos tambien en:

4330 College Blvd. Farmington, NM.

Estamos compartiendo la Palabra de Dios de una manera fresca, efectiva y radical. Dios se ha estado moviendo de manera sobrenatural, tocando las vidas y sanando interiores.